NUEVA DELHI, India (EFE).- Un cercano colaborador del ex ministro indio arrestado por el escándalo de las licencias de segunda generación (2G), apareció ahorcado en su domicilio, cuando la Policía prepara ya el pliego de cargos contra el político. Sadiq Batcha, colaborador de Andimuthu Raja, se ahorcó en su domicilio de la ciudad sureña de Chennai, según informó la Policía, y su cadáver fue descubierto por miembros de su familia.

La empresa, en la que aún trabajan un hermano y un pariente de Raja, pasó de tener un capital de 100.000 rupias (unos 2.200 dólares) en 2004 a uno de más de 6.000 millones (unos 133 millones de dólares) en un corto período de tiempo.

Según un informe reciente de la Auditoría General india, aquel reparto, realizado según orden de llegada y a precios de 2001, supuso unas pérdidas para el erario público estimadas de hasta 40.000 millones de dólares.

nota: cualquier relacion con la corrupcion en RD, es pura coincidencia.

fuente.

foto

Advertisements