Who's Guilty?

Image via Wikipedia

Hay quienes por años cargan con una sensación de culpabilidad e indignidad que les amarga la vida.

Algunos se culpan a sí mismos por un error laboral que produjo la ruina económica, otros por la muerte de un ser querido en un accidente.
Hay quienes viven sufriendo por un pecado que lastimó la buena imagen que ellos tenían de sí mismos, o que resintió la idea que de él o de ella tenían los demás.
Si de tu pecado ya te has arrepentido, si al sacramento de la Reconciliación ya te has acercado, si tu antigua conducta está tratando de cambiar, entonces por qué no te perdonas a ti mismo.
Si Dios te ha perdonado, quién eres tú para no perdonarte.
Advertisements