Three wise Monkeys - SPEAK NO EVIL , SEE NO EV...Hay ciegos de nacimiento y otros que perdieron la vista en un accidente o a causa de una enfermedad en los ojos. Esta gran limitación no impide ser feliz y llevar una vida plena. Sin embargo hay muchas personas que, aun viendo con los ojos del cuerpo, son ciegos de los ojos del alma. El Señor, que curó a los ciegos, debe concedernos a todos los cristianos, particularmente en estos tiempos actuales, la curación de la ceguera que nos impide ver lo hermoso de la vida y descubrir al hermano que sufre y que quizás vive a nuestro lado.

Advertisements