Napping¿Por qué esa ansiedad que hoy sufres por lo que has de hacer mañana, si aún te queda por vivir toda esta jornada?

El tener la mente puesta en lo lejano o en lo que podría llegar a suceder, de modo incierto, te hace vivir como un fantasma lo cercano y concreto.
Comprende que ese temor y esa ansiedad anticipatoria son una tentación sutil por medio de la cual el maligno toca tus inseguridades y te roba la paz interior.
Por lo del después, no vives el ahora; por el mañana, dejas de vivir el hoy; por lo incierto del futuro, pierdes lo cierto del presente.
Si entregas serenamente tu jornada de hoy, estás sembrando bendiciones para el día de mañana.

No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción. Mateo 6, 34

via

Advertisements