Siempre a tu lado

Siempre a tu lado (Photo credit: jlmaral)

Cuando alcances el éxito deseado, ten presente que si Dios no está a lo largo de todo el recorrido, entonces, será un camino en el cual no encuentres una paz permanente.

Si, incluso, alcanzas un éxito aun mayor que el que habías imaginado, pero no está Dios al final del camino, todo te dejará sabor a insuficiente y gusto a nada, pues lo logrado será como agua que se escurre entre los dedos de tu manos.
Ten presente que, con el Señor, todo se vuelve más hermoso, y las alegrías con Él son más profundas.

Piensa con frecuencia en el Señor. Que Él inspire las pequeñas y las grandes acciones de este día. Pon todas tus obras en sus manos y deja que Él te guíe con su Divina Inspiración, pues Él, mejor que nadie, sabe lo que más te conviene.

via

Advertisements