Español: español

Hay personas a las cuales los miedos les amargan la vida, hay quienes los temores los bloquean, hay quienes una constante inquietud les impide disfrutar de lo que Dios les concede.

Si tú eres uno de ellos, pregúntale al Señor cuál es la causa… de dónde arrancan tus miedos… y pídele con confianza al Médico Divino que te sane y libere de todos los temores.
 No te alcanzará ningún mal, ninguna plaga se acercará a tu carpa, porque él te encomendó a sus ángeles para que te cuiden en todos tus caminos. Ellos te llevarán en sus manos para que no tropieces contra ninguna piedra. Salmo 91, 10-12

via

 

Advertisements