Hay

Hay muchas personas que sueñan con magníficos viajes y emocionantes aventuras en países lejanos y remotos.

Hay quienes, en esos viajes, buscan algo que está faltando en su propio interior.
Sin embargo, hay quienes después del primer entusiasmo, el asombro por las bellezas naturales o el conocer la cultura del lugar, se terminan cansando y comienzan a añorar el propio hogar.
Sucede que no todos los que viajan hacia afuera han tenido la experiencia de viajar hacia adentro… hacia las tierras más profundas de la propia alma.
El viaje más importante que cada día debes recorrer es hacia el interior de tu propio corazón.
En esa diaria peregrinación interior, encontrarás el amor abrasador de Dios, y Él será tu combustible para toda la jornada.

Esos viajes los puedes realizar sin necesidad de salir de tu hogar.

via

Advertisements