English: One of the Three Wise Monkeys. Españo...

Image via Wikipedia

Dios nos ha dado dos oídos para escuchar y una boca para hablar. Sin embargo, hay personas que encuentran serias dificultades para escuchar, serena y profundamente, lo que les quieren comunicar sus cónyuges, sus hijos, sus hermanos de comunidad u otras personas.

Gran parte del ministerio de Jesús consistió en escuchar a los demás, incluso a aquellos que no se expresaban con palabras, sino con gestos, miradas y silencios.
La escucha constructiva es una gracia que deberíamos pedir a Dios.

Bienaventurados quienes entregan a Dios su tiempo, para escuchar lo que necesitan decir sus padres, sus hermanos, sus cónyuges, sus hijos, sus amigos… porque a ellos Dios les prestará toda su atención para escucharlos también a ellos.

via

Advertisements