Fist by David Shankbone

Fist by David Shankbone (Photo credit: Wikipedia)

Si los pequeños conflictos o confrontaciones cotidianas te agotan y te roban la paz, quizás en tu memoria aún haya problemas y discusiones no resueltos que evocan el pasado, que están allí enterrados y que, de algún modo, te siguen atormentando.
En ocasiones, los padres que discuten, gritan y se faltan el respeto delante de sus hijos ignoran el daño que les están causando y las secuelas que les están legando.
Si en tu memoria surgen recuerdos de este tipo, habla sobre ello con Dios, déjate llevar de su mano por esos conflictos del pasado y entrégale todo lo que sentiste en aquellos momentos y lo que sientes hoy al recordarlo. Entonces ya no te agotarás ni te bloquearás ante los embates del presente, ni tampoco sentirás pánico ante las posibles dificultades del futuro, pues Dios habrá sanado y fortalecido tu corazón.

via

Advertisements