Noticias de actualidad, tecnologia y cualquier acontecimiento de relevancia, con un toque jocoso (cuando sea necesario), ademas una forma de desahogo social!!! ufffff!!! Y de cualquier vaina que se me ocurra.

Tag Archives: humildad

Soberbia IV/ Pride IV: They want a piece of me

La soberbia es una serpiente tan sutil y peligrosa, que ninguna persona en este mundo, está exenta de ser mordida por ella.

Muchos cristianos que comenzaron santamente su camino, tras los pasos del Maestro, cayeron en esta sutil tentación y se desviaron de su senda.
En realidad, la soberbia es hija de la ignorancia, pues quien cae en este vicio ha olvidado que todo lo que tiene le viene del Señor. Por lo cual, cuanto más elevado está uno situado, sea por apellido, fortuna, triunfos profesionales, belleza o virtudes y logros apostólicos, mayor será la necesidad de humildad, para no caer en la tentación de la soberbia.
Principalmente, las personas espirituales son quienes más deben estar vigilantes.

Es necesario velar y estar atentos, recordando lo que decía santa Bernardita: que muchas humillaciones nos dejan un poquito de humildad.

via


Angry Birds

Image via Wikipedia

Si tu carácter te supera y no sabes cómo manejarlo; si, con tus palabras y reacciones violentas, irónicas o agresivas, lastimas a los demás, entonces, no lo niegues pues no podrás ser transformado.

Habla sobre ello con Dios de manera clara y humilde. Pídele que te muestre el origen y las causas de esas reacciones. ¿Cuándo comenzaron? ¿De quiénes las aprendiste? ¿Qué has hecho para cambiar?
Luego clama a Dios, cada día, por su gracia sanadora. Hazlo una y otra vez, no te desanimes por los fracasos o los aparentes retrocesos. Acostúmbrate a disculparte y a pedir perdón a los demás.
Recuerda que, entre los apóstoles, había dos de ellos con un carácter tan fuerte que Jesús los llamó Boanerges (en arameo, “Hijos del trueno”, Marcos 3, 17), y, a pesar de esto, Dios logró transformarlos.
Ten ánimo, tanto tú como los demás verán que el cambio es posible.

Humildad y Paciencia

Image by Guijarro85 via Flickr

Cuando las cosas salgan bien, no creas ser mejor que los demás.

Cuando lo que haces te salga mal, tampoco creas ser el peor de todos.
No te creas más ni te creas menos ni tampoco te compares con los otros, pues eres único e irrepetible.
No te infles ni te agrandes ante los elogios. Tampoco te deprimas ni te desanimes ante las críticas que pudiesen hacerte.
Si te alaban, mantén la humildad, pues no es sano beberse todas las alabanzas.
Si te calumnian, no le des excesiva importancia a lo que hayan dicho de ti y mantén la serenidad, pues de nada sirve enojarse.
Solo cree en Dios, pues Él cree en ti.
Él te conoce y del mismo modo que un buen músico sabe sacar la mejor música de su instrumento, el Señor sabrá sacar lo mejor de ti en las buenas y en las malas.
Que la confianza que Él ha puesto en ti te vaya transformando en la persona que Él sabe puedes llegar a ser.

Querido Padre Bueno:
Ven a nuestra familia que llamamos Iglesia. Pero no vengas solo. Ven, porque faltas si no acogemos a los rechazados; ven, porque si en ella no caben las prostitutas, tú tampoco entras. Así que, por favor, no vengas solo. Ven, para que entren los homosexuales; ven con los enfermos de SIDA. Te lo ruego, no vengas solo. Ven y haremos hueco a los drogadictos; ven acompañado de inmigrantes; ven, y que vengan contigo divorciados y divorciadas; ven junto a los presos de las cárceles… Ven, no vengas solo. Porque quien cabe en un pesebre, cabe en la familia de los hijos tuyos.
Ven, Señor. Amén.


%d bloggers like this: